Para comprender la conformación de El Águila es preciso hacer una aproximación a sus procesos de poblamiento. Para ello retomamos principalmente la información proporcionada por la alcaldía de este municipio presentada en el documento “Reseña histórica de El municipio de El Águila” (1). De donde se puede inferir que uno de los aspectos que atrajo inicialmente a los colonos fue el hecho de que este territorio estuvo habitado por los Quimbayas quienes desarrollaron actividades como la alfarería, la orfebrería, y la fabricación de textiles, entre otras, y fueron ellos quienes dejaron vestigios de estas prácticas materializadas en los objetos que permanecieron ocultos en las guacas que dejaron enterradas. Siendo así como paisas antioqueños y caldenses que llegaron inicialmente en la búsqueda de dichas guacas, y guiados especialmente por la motivación de encontrar el anhelado tesoro de los Quimbayas. Que según los relatos, a pesar de no ser encontrado marcó mediante su búsqueda un precedente en cuanto al conocimiento de estos territorios, sobre la buena calidad de las tierras, sus cualidades climáticas, y la presencia de las ya mencionadas guacas.

Esto facilitó que en un segundo momento, en la época de la guerra de los mil días El Águila fuera identificado como un punto de llegada para los colonos paisas, quienes provenían de los municipios de Santuario, Apia, Anserma viejo, El Jardín, Jericó, Valparaíso y Salamina, llegaran huyendo de la violencia, y se fueran estableciendo en el lugar, aprovechando sus características y recursos (2). Sobre la llegada de los primeros colonos a El Águila, recuerda una pobladora proveniente del municipio del Jardín e hija del señor Eduardo Agudelo, uno de los pobladores de mayor edad: “No cuando eso al que lo cogieron, lo desaparecieron y lo mataron de una vez. Nosotros cuando estábamos en el Jardín, cuando eso no había carretera, se venía del Jardín en tren hasta la Virginia, de ahí pa’ acà en un carrito hasta el bordo, y de ahí pa’ acá era a caballo. Dice un tío que vivía más tiempo acá que yo: bueno, pisen esos caballos y anden, pasen rápido que por aquí ya mataron las chusmas, y mi más eso era una tristeza muy grande; y era: ¡corran, corran!; toda esa parte por ahí pa’ arriba que por ahí pasaban las chusmas, pero eso hubo mucho tiempo de violencia, se mataban unos con otros, conservadores con liberales”  ...Ver mas

 

El Aguila 1934. Pueblo en filo de Montaña
Centro de Investigaciones Territorio Construcción y Espacio, CITCE
Facultad de Artes Integradas
Edificio: 316 oficina 3003
Ciudad universitaria Meléndez
Telefax: +57 2 321 2383
Universidad del Valle
Cali - Colombia
© Todos los derechos reservados - 2015